Bélgica

26 12 2010

Empezaré esta crónica diciendo que Bélgica, al igual que otros muchos países de la zona, fotográficamente hablando es un país difícil, un país donde sus días son en la mayoría de las ocasiones días grises, con unos cielos planos, sin texturas ni relieves, cielos que desprenden una luz plomiza que si bien nos favorece a la hora de que en nuestras fotografías no haya fuertes  sombras, nos perjudican del mismo modo dejándonos unas fotos muy planas debido precisamente a esto, a parte del fuerte contraste que hay entre el cielo y la tierra obligándonos a hacer una medición de la luz muy precisa para no quemar dichos cielos y a la vez no dejar negra la parte baja. Dicho esto y sin que sirva como disculpa, sino más bien como comentario de mi experiencia con dichas escenas, vamos de lleno a la crónica de mi viaje a este país.

Muy importante, os recuerdo, que para apreciar bien las imágenes en su resolución óptima, debéis pulsar sobre ellas para que se abran en una ventana nueva. Espero que os gusten 😉

________

 

Bélgica, desde el punto de vista del turista, la podríamos dividir en 4 partes, o mejor dicho, 4 ciudades, las 4 ciudades que no debemos dejar de conocer al visitar este hermoso país.

Para mi gusto y bajo mi humilde opinión, este es uno de los países que  personalmente considero de “invierno”, ¿Y porqué?. Evidentemente se puede visitar en cualquier estación del año, pero para un alérgico de multitudes como soy yo, el invierno es la estación donde más agusto podemos visitar estas ciudades en este sentido, y si además sumamos las estupendas estampas navideñas que nos deja el invierno, pues se convierte en una combinación difícil de ignorar. Eso si, no debemos tener miedo al frío, el cual nos va a acompañar durante todas nuestras excursiones, pero, como se suele decir, sarna con gusto no pica 😉

Decía antes que turísticamente hablando, podríamos destacar de Bélgica 4 ciudades:  Bruselas, Brujas, Gante y Amberes. Y es en estas 4 partes, en las que dividiré esta crónica.

BRUSELAS (BRUXELLES)

Es la capital del país y además capital europea. Una ciudad de contrastes, de antaño, con calles impregnadas de historia y de historias. Una ciudad del pasado que se ha transformado en exponente del futuro.

Yo en mi visita a Bruselas me centré en el casco histórico, y de este podemos destacar su imponente plaza, conocida por la Grand Place, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Dicha plaza es presidida por el imponente edificio de su Ayuntamiento y que es el único edificio de la plaza que se salvó del bombardeo efectuado por las tropas francesas en 1695, lo cual es muy anecdótico, ya que éste era el principal objetivo del ataque. 🙂

Desde aquí, muy cerquita, podemos visitar a través de sus estrechas calles, que alimentan nuestra pituitaria con diversos aromas, como el del los típicos wafels que se venden en cada rincón, el famoso Manneken-pis o la archiconocida Gallerie St. Hubert donde podemos comprar los más exquisitos chocolates.

 

GANTE (GENT)

La ciudad de Gante ha sido definida de muchas maneras: corazón histórico de Flandes, gran ciudad del arte, segundo puerto de Bélgica, capital intelectual de Flandes, ciudad de todos los tiempos… Merecedora sin duda de todos estos “títulos”, Gante es ante todo una de las ciudades más bellas de Europa, legado de la época medieval, que fué cuando esta bonita ciudad vivió su máximo esplendor.

Lo primero que nos llama la atención nada más salir de la estación de St. Pieters es su parking de bicicletas, de frente y a ambos los lados, … y es que Bélgica es similar a Holanda (aunque en menor medida) por el uso de bicicletas, siendo esta y el tren los medios de transporte más usados.

Atravesamos dicho parking para adentrarnos en la ciudad, caminamos hacia el centro de la misma, donde nos aguardan, dejándose ver entre los cables del tranvía,  la imponente catedral de San Bavón, donde podemos subir a su campanario y disfrutar de unas increíbles vistas de la ciudad, la Iglesia de San Nicolás y el fantástico Castillo de Gravens-teen que guarda en su interior una magnífica colección de armas de la época.

también podemos acercarnos y pasear por las orillas de sus canales, que nos dejan unas postales estupendas del lugar

 

 

AMBERES (ANTWERPEN)

La ciudad de Amberes es el tercer puerto comercial más importante del mundo después de Rotterdam y Nueva York. Su casco histórico es uno de los más bonitos y animados del país.

Lo primero que nos sorprende nada más llegar a Amberes es su majestuosa estación de tren, es bajar de este y al levantar la vista uno se queda anonadado de tal belleza. Nunca había visto en ningún otro sitio una estación así, y no es que sea yo un gran usuario de trenes, pero siempre que viajo, una de las cosas que siempre me llama la atención,  son las estaciones.

Saliendo de esta, nos adentramos en Amberes dirigiéndonos hacia su casco histórico, más pequeño que el de las anteriores ciudades, pero no por ello menos bonito, y si además le añadimos el elemento navideño pues mejor que mejor 🙂


 

OSTENDE (OOSTENDE)

No podía visitar Bélgica y no acercarme a conocer el Mar del Norte. Asi que para tal fin elegí esta pequeña ciudad costera. La cual, según las guías, fué en su día lo que nosotros conoceríamos como la “Marbella del Norte”, aunque parece ser que en está en declive en los tiempos y aunque sigue siendo destino turístico vacacional por excelencia para los Belgas, a cedido su título de “Marbella del Norte” por quizás “Benidorm del Norte” 😛

Nada más salir de la estación nos encontramos con su puerto deportivo. No nos entretenemos demasiado en él, ya que lo que hemos venido a conocer , como decía, es el citado anteriormente Mar del Norte.

Así que sin más dilación nos dirigimos, atravesando la ciudad, hacia el mar. No hay mucho que mostrar de esta ciudad, o por lo menos que viésemos nosotros. Sabemos que hay un fuerte que construyó Napoleón para protegerse de las tropas inglesas, y que al caer derrotado en Waterloo (ciudad que me quedé con las ganas de visitar) fué desvalijado por completo. Luego sirvió durante las dos guerras mundiales como almacén de artillería para las fuerzas alemanas. Hoy se puede visitar ya que está totalmente restaurado, pero sorprendentemente para mí, solo se puede visitar en los meses de verano. Con lo cual, lo poco que puedo destacar de esta ciudad son un par de imágenes curiosas, una propiciada por la niebla a media altura que nos acompañaba utilizando un cartel publicitario como primer plano, y otra una tienda donde lo que parecian vender eran “culitos de saldo” 🙂

 

Y el principal motivo de esta visita, el Mar del Norte, un mar, que personalmente, esperaba bravo y salvaje, como su nombre me hacía imaginar, pero que fué un poco decepcionante para mí en ese sentido, ya que me encontré con todo lo contrarío, un mar plácido y manso, vamos, que ni el mediterráneo 😛 sin embargo eso sí, frío como el hielo, asi que en ese sentido no defraudó 🙂

 

BRUJAS (BRUGGE)

Y Brujas, la cual he dejado para el final, no porque sea la que menos interés desprende, si no por todo lo contrarío. Es de esas ciudades que fascina nada más poner un pié en ella. Su casco histórico es patrimonio de la humanidad, lo que otras cosas hace que Brujas sea uno de los destinos turísticos más importantes de toda Europa.

Esta es  una ciudad para perderse en ella y recorrerla perdiendonos en sus calles, sin un rumbo determinado, una vez situados en el centro de su casco histórico, en el  Grote Markt o en Burg, recorrer sus canales, sus calles empedradas, el sonido de los cascos de los caballos sobre ellas, … todo ello nos hace sumergirnos en una época pasada, una época medieval. Cada rincón de Brujas es un nuevo descubrimiento para nuestros sentidos.

Y no solo Brujas es una ciudad de día. Es todo un placer el poder pasear por sus calles y canales al anochecer, donde la ciudad cambia y se pone sus mejores galas para enamorarnos más de ella aún si cabe

 


Anuncios

Acciones

Information

6 responses

7 01 2011
mdato

Buenas fotos y buen reportaje,en Belgica estuve de pequeño y es una ciudad que quiero visitar con mi mujer y mis hijos

7 01 2011
fahhe

¡Qué recuerdos me has traído con este reportaje!

Muy buenas fotos, aunque algunas están torcidas debido, supongo, al frío que debía hacer. Las de blanco y negro son estupendas, la mejor forma de sacar el cielo plomizo.

Has visitado las ciudades más representativas, pero te has olvidado de ir a Malinas, LIeja, Bastogne, Namur, Dinant, Waterloo, Alsst y la ciudad universitaria de Lovaina. Y seguro que Mons, Charleroi, Spa o Rochefort también tienen algo por el que visitarlas.

Buen viaje te has tirao.

7 01 2011
lmparra

Guapo y extenso reportaje, me has dejado los dientes mas que largos.

7 01 2011
Don Eduardo García

Felicidades por el Reportaje y las Vacaciones.
Mira que hay cosas guapas que ver por Europa. A mi me encantaría poder visitar todas estas ciudades medievales que hay por allí.

7 01 2011
boniibanez

Muy buen reportage, me gustan mucho los b/n que has hecho.

9 01 2011
Vanessa

¡Qué fotos tan bonitas!
Me han gustado especialmente las que son de noche.
Y me recuerda cierto puzzle de 4000 piezas que hice una vez!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: